"Nuestra Maestría en Inteligencia Artificial es de referencia internacional, escogida por empresas Multinacionales y Gobiernos como la más completa en su categoría"

InicioInteligencia Artificial¿Cómo contribuye la robótica en la medicina?

¿Cómo contribuye la robótica en la medicina?

Contribuye la robotica en la medicina de muchas maneras: la cirugía, el diagnóstico, el seguimiento de los pacientes, la rehabilitación y la administración de medicamentos son sólo algunas de sus aplicaciones. El uso de la robótica es cada vez más habitual en nuestra vida cotidiana, en el ámbito médico y en otros.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN DE LA MAESTRÍA EN CIBERSEGURIDAD

    RECIBE EN TU EMAIL:

    El precio y facilidades de pago.
    Postulación a la BECA 65% dcto.
    Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.

    Resumen de robots: Aplicaciones de la robótica en la medicina.


    Las aplicaciones de la robótica en la medicina son un campo en expansión.

    Pensamos en ellas en el contexto de la cirugía de alto rendimiento o en esos pequeños y útiles robots que permiten realizar prácticas realistas durante el entrenamiento para la vida real.

    También se utilizan para la monitorización remota de pacientes, la simulación de casos quirúrgicos, la respuesta a brotes epidémicos y mucho más.

    Con tantas aplicaciones, puede resultar difícil determinar en qué aspectos la robótica puede contribuir positivamente a la medicina.

    Por ello, este resumen de robots intentará ofrecerle una visión general de algunos de los mayores éxitos de la robótica en la medicina, así como de otras innovaciones revolucionarias que se están produciendo en la actualidad.

    El Máster en Inteligencia Artificial de CEUPE proporciona a nuestros alumnos una sólida formación tanto en conocimientos teóricos como en habilidades prácticas.

    La robótica en la medicina contribuye de muchas maneras.

    Aumenta la seguridad de los procedimientos y reduce el coste para pacientes y médicos.

    El uso de la robótica en la medicina puede aumentar la precisión y la exactitud, como en el caso de las cirugías asistidas por robots.

    Puede ahorrar tiempo y costes tanto para los pacientes como para los proveedores, por ejemplo, mejorando la eficiencia en los laboratorios médicos.

    Los sistemas robóticos también pueden utilizarse en lugar de los seres humanos para servicios en los que los trabajadores sanitarios corren el riesgo de infectarse o lesionarse, como en el caso de la telepresencia durante la pandemia de COVID-19.

    Los robots pueden realizar tareas repetitivas para reducir la fatiga y mejorar la coherencia, como los sistemas de dispensación en farmacias o la medición automática de la presión arterial.

    La robótica en la medicina contribuye a mejorar la tasa de recuperación de los pacientes de muchas maneras.

    Algunas de las principales ventajas son:

    • Estancias hospitalarias más cortas
    • Reducción del dolor y las complicaciones
    • Mejora de los resultados
    • Mayor satisfacción del paciente

    Cada día se hacen nuevos descubrimientos en este campo. Con la investigación y el desarrollo continuos, esperamos que se utilice más la robótica en la medicina y en la asistencia sanitaria.

    La robótica en la medicina es una herramienta para la cirugía.

    Con la ayuda de dispositivos robóticos, los cirujanos pueden operar con mayor precisión. Por ejemplo, las cirugías asistidas por robots se realizan con incisiones más pequeñas que los procedimientos tradicionales.

    Además, los dispositivos robóticos reducen el traumatismo quirúrgico, la pérdida de sangre y el dolor postoperatorio. Además, ofrecen a los cirujanos una mejor visión del campo operatorio.

    Estas ventajas hacen que los tiempos de recuperación tras la cirugía sean más rápidos y que las tasas de infección sean menores.

    Los robots también tienen un gran impacto en los pacientes que necesitan pruebas de imagen, como resonancias magnéticas o radiografías. Los cirujanos utilizan estas pruebas durante la cirugía para guiarse a la hora de extirpar tumores o colocar prótesis.

    El problema es que estas pruebas llevan tiempo y pueden ser realizadas por técnicos que no están presentes en el quirófano cuando se necesitan con mayor urgencia.

    Los dispositivos robóticos pueden agilizar y hacer más eficiente este proceso al realizar automáticamente algunos de los pasos necesarios para obtener una imagen y transmitir los resultados a los médicos para su interpretación.

    La robótica en la medicina se utiliza para asistir a los ancianos y discapacitados.

    La robótica en la medicina se utiliza en nuestra vida cotidiana. sobre todo para asistir a los ancianos y discapacitados. También pueden utilizarse en cirugías, fisioterapia y rehabilitación.

    Los robots en la medicina se utilizan para ayudar a los discapacitados físicos. Estos robots pueden ayudar a las personas que tienen dificultades para caminar.

    Algunos ejemplos son:

    • Las piernas biónicas pueden ayudar a caminar de nuevo a las personas que han perdido una pierna o han sufrido un accidente en la pierna que les hace perder el movimiento del pie.
    • Las sillas de ruedas se consideran un dispositivo robótico porque están programadas para ir a donde el conductor quiere que vayan sin necesidad de trabajo físico.

    El futuro de la robótica en la medicina se está configurando en función de las necesidades de nuestros mayores, así como de los discapacitados.

    Puede que pronto nos encontremos con que los robots forman una parte importante de nuestras vidas, seamos jóvenes o mayores.

    En el campo de la asistencia sanitaria profesional está aumentando la demanda de asistencia robótica, y no sólo en los laboratorios médicos.

    Las personas mayores y los discapacitados están utilizando robots para ayudarles a vivir de forma independiente.

    Los robots de asistencia son capaces de realizar tareas básicas como recordar a los pacientes que tomen la medicación, proporcionarles asistencia física y apoyar su salud mental.

    Estos pequeños robots pueden facilitar la vida de las personas gracias a una serie de capacidades.

    La robótica en la medicina se utiliza a menudo para la educación médica.

    El primer uso de un robot para asistir a un procedimiento médico fue el sistema robótico de radiocirugía, creado por John Adler.

    Se introdujo en 1985 y se ha utilizado principalmente para asistir a los neurocirujanos durante los procedimientos neuroquirúrgicos tradicionales, especialmente los que afectan al cerebro.

    El creciente campo de la cirugía de telepresencia, a veces denominado telementoring o telecirugía, ofrece a los cirujanos la oportunidad de realizar cirugías desde lugares remotos.

    Esto es posible gracias al uso de conexiones a Internet de alta velocidad y equipos quirúrgicos robóticos avanzados.

    En Estados Unidos hay varias universidades que utilizan robots para formar a futuros médicos y cirujanos.

    La Facultad de Medicina de la Universidad de Utah tiene un programa llamado SIM-Man, que es un maniquí robótico diseñado para imitar situaciones reales a las que pueden enfrentarse los médicos.

    La robótica en la medicina puede utilizarse para situaciones de parada cardíaca y de parto.

    Las simulaciones médicas permiten a los médicos practicar técnicas, como procedimientos quirúrgicos, sin riesgo de causar daños a los pacientes.

    Estas simulaciones pueden llevarse a cabo en cadáveres reales, pero por cuestiones éticas y legales, no es una forma escalable de proporcionar la formación necesaria a todos los cirujanos.

    Además, algunas técnicas quirúrgicas sólo se realizan con poca frecuencia, por lo que una simulación permitirá a los usuarios adquirir experiencia sin tener que esperar a un caso de paciente apropiado.

    La robótica en la medicina puede utilizarse para ayudar en la rehabilitación y la terapia.

    La robótica en la medicina puede utilizarse para ayudar a la rehabilitación y la terapia.

    Los robots de rehabilitación suelen utilizarse para entrenar la marcha y ayudar a los pacientes con problemas de movilidad derivados de un derrame cerebral o una lesión medular.

    Los robots también pueden utilizarse para la terapia motora de niños con parálisis cerebral.

    Los dispositivos robóticos se han utilizado para ayudar en la rehabilitación y la terapia.

    Los estudios han sugerido que los pacientes que utilizan dispositivos robóticos pueden lograr más movimientos físicos y tiempos de recuperación más rápidos que los que utilizan métodos terapéuticos convencionales.

    El uso de dispositivos robóticos permite la práctica repetitiva de movimientos, mejorando la memoria muscular, que es esencial para la recuperación a largo plazo.

    La precisión y exactitud de los dispositivos robóticos permite a los terapeutas controlar el progreso del paciente a lo largo del tiempo, lo que les permite ajustar el tratamiento en consecuencia.

    Esto ayuda a los pacientes a mantenerse motivados durante su recuperación, ya que pueden ver lo que han avanzado con el tiempo y lo que les queda por hacer.

    Los dispositivos robóticos también se utilizan en los centros de rehabilitación para mejorar la vida de los pacientes con discapacidad.

    Los exoesqueletos robóticos permiten a los parapléjicos y tetrapléjicos ponerse de pie y volver a caminar.

    Permiten a un paciente paralizado de cintura para abajo «sentir» lo que es volver a caminar, estimulando los nervios de sus piernas con una corriente eléctrica durante la marcha, lo que les da la sensación de recuperar el control sobre sus piernas.

    Estos exoesqueletos robóticos también se utilizan para que las víctimas de accidentes cerebrovasculares recuperen la flexibilidad y la movilidad perdidas en sus extremidades tras un ictus.

    Los robots también han sido utilizados por los terapeutas para ayudar a los niños con trastornos del espectro autista (TEA).

    Conclusión: Hay muchas más formas en las que está contribuyendo la robótica en la medicina.

    En general, no hay duda de que los robots se han convertido en una parte esencial del campo de la medicina.

    Proporcionan una serie de beneficios y, en muchos casos, hacen que la vida de las personas sea más cómoda y segura.

    En los últimos dos años, los robots se han utilizado para ayudar a los médicos a administrar anestesia, asistir en los injertos de piel y la cirugía craneal, realizar la fecundación in vitro, examinar a los pacientes para detectar el autismo, tratar la depresión y mucho más.

    Los robots también están introduciendo nuevas tecnologías en el campo de la medicina y están cambiando la forma en que los pacientes reciben tratamiento, así que la próxima vez que visite a un médico puede que le receten un robot.

    ¡Comparte!

    ¡Déjanos tu comentario!

    Escribe tu comentario aquí 👇

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

    Te puede interesar 👇

    SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    Máster Inteligencia Artificial

      RECIBE EN TU EMAIL:

      El precio y facilidades de pago.
      Postulación a la BECA 65% dcto.
      Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.