"Nuestra Maestría en Inteligencia Artificial es de referencia internacional, escogida por empresas Multinacionales y Gobiernos como la más completa en su categoría"

InicioInteligencia Artificial¿Cómo se aplica la propiedad intelectual en la IA?

¿Cómo se aplica la propiedad intelectual en la IA?

La aplicación de la IA se convierte en propiedad intelectual cuando el propietario de una empresa o de un secreto comercial utiliza esa idea con fines lucrativos.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN DE LA MAESTRÍA EN CIBERSEGURIDAD

    RECIBE EN TU EMAIL:

    El precio y facilidades de pago.
    Postulación a la BECA 65% dcto.
    Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.

    Propiedad intelectual para desarrolladores de inteligencia artificial

    La propiedad intelectual (PI) es una de las cosas más valiosas que puede tener un desarrollador de IA.

    ¿Por qué? Sencillamente, cuanta más propiedad intelectual posea, menos probable será que otros puedan tomar su duro trabajo y utilizarlo para su propio beneficio.

    Tu objetivo como desarrollador de IA debe ser construir algo que ninguna otra entidad en el mundo pueda replicar.

    El primer punto de partida es empezar desde cero y no depender de marcos o bibliotecas preexistentes.

    Si eres un ingeniero de IA, probablemente hayas tenido que considerar la ley de propiedad intelectual en algún momento.

    Tal vez se haya preguntado si debe solicitar una patente, o si su competencia kaggle está infringiendo las patentes de otros.

    Tal vez sólo quiera saber cómo se aplica la propiedad intelectual a la IA.

    Las respuestas dependerán de cuándo y dónde se desarrolle su proyecto y de a quién implique, ya sea otra empresa o sólo unos pocos individuos.

    El Máster en Inteligencia Artificial CEUPE es un máster orientado a la formación integral de profesionales capaces de desarrollar sistemas de inteligencia artificial y/o de alcanzar un alto nivel de desarrollo profesional en un entorno orientado a la innovación tecnológica.

    ¿Qué es la propiedad intelectual?

    La propiedad intelectual (PI) puede ser el activo más valioso que posee una empresa.

    La innovación, la creatividad y el trabajo duro están protegidos por las leyes de propiedad intelectual, dando a los creadores la oportunidad de beneficiarse de sus ideas.

    La propiedad intelectual es una categoría de propiedad que incluye las creaciones intangibles del intelecto humano. Hay muchos tipos de propiedad intelectual, y algunos países reconocen más que otros.

    Los tipos más conocidos son los derechos de autor, las marcas comerciales, las patentes, los derechos de diseño industrial, la imagen comercial y, en algunas jurisdicciones, los secretos comerciales.

    Las obras artísticas, como la música y la literatura, así como los descubrimientos, las invenciones y los símbolos son todos ejemplos de propiedad intelectual.

    El objetivo principal de la ley de propiedad intelectual es fomentar la creación de una amplia variedad de bienes intelectuales.

    Para lograr este propósito, la ley de propiedad intelectual asigna derechos especiales a los autores o creadores para que puedan beneficiarse del uso de sus obras por parte de otros.

    El sistema pretende lograr un equilibrio entre la protección de los titulares de los derechos y el acceso del público a nuevos conocimientos y productos.

    Los derechos de propiedad intelectual se dividen generalmente en dos categorías: la propiedad industrial (o «DPI»), que incluye las patentes de invención, las marcas y los diseños industriales; y los derechos de autor, que incluyen obras literarias como novelas y poemas, películas, música y obras artísticas.

    ¿Cómo se aplica la propiedad intelectual a la IA?

    En principio, la protección de los derechos de autor se aplica a cualquier obra que haya sido creada de forma independiente por un autor humano, en la que haya habido algún ejercicio de habilidad y juicio humano.

    Como tal, la protección de los derechos de autor puede aplicarse a las obras generadas por ordenador, como los programas informáticos.

    Sin embargo, sólo el autor de este software puede reclamar la propiedad de los derechos de autor: no el usuario que encarga su creación ni el hardware en el que se ejecuta.

    Este es un punto importante que hay que recordar cuando se negocian contratos con terceros.

    La IA está ampliando los límites de la protección de la propiedad intelectual. En general, las leyes de derechos de autor y patentes han evolucionado con el tiempo para proteger las obras originales de autores e inventores.

    Pero no hay precedentes de protección de creaciones no humanas, ya que los sistemas de IA no se consideran autores o inventores.

    En Canadá, los contenidos generados por ordenador están protegidos por la ley de derechos de autor cuando son creados por un autor humano que ejerce cierta habilidad y juicio en la selección o disposición de los datos.

    Todavía no sabemos si esta prueba puede aplicarse a los programas de IA, sobre todo teniendo en cuenta que los algoritmos de aprendizaje automático son entrenados por expertos humanos pero luego toman decisiones de forma independiente.

    Algunos países, como el Reino Unido y los Estados Unidos, han propuesto una legislación para ampliar la protección de las patentes a los sistemas de IA que generan una invención mediante un proceso implementado por ordenador.

    En estos casos, la propiedad de la patente se atribuiría a quien haya entrenado el algoritmo o proporcionado los datos utilizados para el entrenamiento.

    La Unión Europea considera que los sistemas de IA son inventores sólo si son programados por humanos, es decir, cuando son «implementados por el inventor».

    Este enfoque plantea dudas sobre si la IA puede llegar a funcionar realmente sin intervención o supervisión humana.

    Los sistemas de IA no son personas creativas. Si un programa informático genera una nueva invención patentable, es la persona que creó el programa la que posee la invención, no el propio programa. Lo mismo ocurre con los derechos de autor.

    Qué tipo de propiedad intelectual aplica a la IA?

    Aunque el campo de la IA está creciendo, las cuestiones legales y éticas que la rodean están todavía muy en evolución. Y aunque la gente lleva años utilizando la IA en sus negocios, pocos se han ocupado realmente de las implicaciones legales.

    La ley de propiedad intelectual se aplica a este campo porque la inteligencia artificial es esencialmente un software que realiza una tarea -reconocimiento de imágenes, por ejemplo- y produce un resultado -una descripción de una imagen o una predicción sobre su contenido-.

    Ese resultado puede ser utilizado (o vendido) por otra persona que no posea los derechos de autor.

    La ley de derechos de autor impide copiar el trabajo de otra persona sin su permiso o utilizarlo sin pagar por ello. Pero no protege todas las formas de propiedad intelectual, sino sólo las obras «originales».

    Eso significa que las novelas, las películas, las canciones y otras formas tradicionales de expresión artística están protegidas por la ley de derechos de autor; los inventos y los procesos no lo están.

    Patentes para personas y empresas que crean tecnologías de IA

    La inteligencia artificial (IA) y las tecnologías de aprendizaje automático han sido objeto de protección por patente desde hace bastante tiempo.

    La primera patente de IA se publicó en la década de 1960. Sin embargo, las nuevas tecnologías de IA se están desarrollando a un ritmo rápido e incluyen muchas aplicaciones nuevas, desde los vehículos de autoconducción, al reconocimiento de voz, la traducción de idiomas, el diagnóstico y el tratamiento médico.

    Para obtener una patente en Estados Unidos, un inventor debe presentar una solicitud de patente en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO).

    Una solicitud de patente incluye una descripción escrita de la invención y las reivindicaciones dirigidas a la invención. La USPTO revisará estos documentos para determinar si la invención puede ser protegida por una patente.

    Una invención susceptible de ser protegida por una patente es aquella que es novedosa y no obvia con respecto al estado de la técnica conocido por otros.

    Por ejemplo, si alguien inventa una nueva forma de que un vehículo autónomo detecte objetos en una carretera utilizando tecnología de visión por ordenador, en comparación con los métodos existentes que utilizan tecnología de radar o de escaneo láser (el estado de la técnica).

    ¿A quién pertenecen los derechos de propiedad intelectual de las obras generadas por la IA?

    A medida que los sistemas de inteligencia artificial se vuelven más potentes, es natural que se utilicen para crear contenidos. La cuestión es: ¿a quién pertenecen los derechos de propiedad intelectual de esas obras?

    Hay dos categorías generales de obras generadas por la IA. Una de ellas es la de las obras generadas por un software que ha sido entrenado con algún tipo de aportación humana, como un programa de pintura que ha sido entrenado con miles de cuadros de paisajes y que luego genera uno nuevo basándose en lo que ha aprendido.

    La otra categoría se refiere al trabajo generado únicamente por la IA, sin ninguna aportación humana.

    Una decisión reciente de la Oficina de Derechos de Autor de EE.UU. indica que las obras generadas por la IA pueden ser objeto de derechos de autor si implican algún tipo de aportación humana, pero no si son generadas de forma totalmente automática por un algoritmo. Puede parecer una distinción clara, pero no lo es.

    Si se entrena un algoritmo con muchos cuadros existentes, ¿no es esa otra forma de aportar información? ¿Y cómo se sabe cuánto trabajo humano se ha dedicado a desarrollar los datos de entrenamiento de una red neuronal? ¿Y qué pasa con los algoritmos con múltiples capas de datos de entrenamiento, donde un algoritmo entrena a otro?

    Conclusión: la propiedad intelectual en la era de la IA.

    La ley de propiedad intelectual es un área compleja del derecho, pero también es un área que las empresas modernas no pueden ignorar.

    A medida que la inteligencia artificial se vuelve más y más sofisticada, un mayor número de empresas están recurriendo al sistema legal para proteger su propiedad intelectual cuando se trata de la IA.

    Por lo tanto, entender qué es, cómo se aplica a usted y cómo la IA puede cambiar en el futuro es esencial para el éxito futuro de su negocio.

    ¡Comparte!

    ¡Déjanos tu comentario!

    Escribe tu comentario aquí 👇

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

    Te puede interesar 👇

    SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    Máster Inteligencia Artificial

      RECIBE EN TU EMAIL:

      El precio y facilidades de pago.
      Postulación a la BECA 65% dcto.
      Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.