"Nuestra Maestría en Inteligencia Artificial es de referencia internacional, escogida por empresas Multinacionales y Gobiernos como la más completa en su categoría"

InicioInteligencia Artificial¿Cómo la ética, la robótica y la IA se relacionan?

¿Cómo la ética, la robótica y la IA se relacionan?

Con la IA y la robótica emergiendo como pilares de los negocios y la sociedad, es bastante natural que surja la cuestión de la ética. Pero ¿qué queremos decir cuando pedimos a un sistema de IA que sea ético?

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN DE LA MAESTRÍA EN CIBERSEGURIDAD

    RECIBE EN TU EMAIL:

    El precio y facilidades de pago.
    Postulación a la BECA 65% dcto.
    Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.

    Ética de los robots con IA

    Cuando se habla de la IA y su influencia en la sociedad, a menudo se esgrimen argumentos éticos a su favor.

    Un ejemplo es el de los robots policías de tráfico. Están programados para hacer cumplir los límites de velocidad, e incluso pueden detener a los conductores.

    Pero, ¿le gustaría que un robot le detuviera a usted?

    Aparte de que este escenario puede parecer sacado de una película de ciencia ficción, creo que es una forma interesante de ilustrar cómo tratamos la ética en la IA.

    Como programadores, tenemos la obligación de preguntarnos: ¿Cómo podemos conseguir que éstas máquinas hagan lo que queremos sin faltar a la ética?

    El Máster en Inteligencia Artificial CEUPE es el programa de certificación de más alto nivel en inteligencia artificial. Desarrolla los conocimientos y habilidades de ejecutivos, investigadores y especialistas en el uso de estas tecnologías a través de una metodología inteligente y original, apoyada en una plataforma online de alta calidad.


    ¿Qué es la inteligencia artificial?

    La inteligencia artificial (IA) es un término utilizado para los sistemas que son capaces de realizar tareas de manera que parecen inteligentes.

    Estas tareas pueden incluir el razonamiento, la resolución de problemas y el aprendizaje.

    La IA está relacionada con la tarea similar de producir máquinas inteligentes, pero la IA se ocupa específicamente de desarrollar sistemas que puedan simular un comportamiento inteligente.

    Las tecnologías de IA se utilizan ampliamente en las industrias del juego y el entretenimiento, así como en la atención médica, las aplicaciones empresariales, la ciencia y otras áreas.

    Algunos ejemplos de IA son el software de reconocimiento de voz, el software de reconocimiento de objetos; todos ellos utilizan alguna forma de tecnología de aprendizaje automático.

    Las técnicas de inteligencia artificial también se utilizan para la minería de datos (que es un proceso para descubrir patrones en grandes conjuntos de datos), por ejemplo, en el análisis de mercados y el descubrimiento científico.

    Además, las técnicas de IA se utilizan con frecuencia para trazar estrategias o tomar decisiones financieras, como las que toman los inversores en el mercado de valores.

    En muchas situaciones, un simple conjunto de reglas y comandos if-then no son suficientes para captar todos los matices del comportamiento humano.

    Por ejemplo, es difícil escribir un conjunto de reglas que reconozca la diferencia entre una foto de un perro y un gato porque hay muchas diferencias sutiles entre los dos animales: tamaño y forma de las orejas, tamaño y forma de los ojos y la nariz, número de patas, etc.

    ¿Qué relación tiene con la robótica?

    Para entender la relación entre la IA y la robótica, es importante definir primero lo que significa cada término.

    La robótica puede definirse como el estudio y el uso de robots en diversos campos, mientras que la inteligencia artificial se refiere a la capacidad de las máquinas para replicar la inteligencia humana.

    Trent McConaghy, de BigchainDB, describe la IA como «la capacidad de un programa informático de aprender sin ser programado explícitamente».

    Esto significa que la IA es la capacidad de las máquinas para realizar tareas que son similares a la cognición humana.

    La relación entre la IA y la robótica puede describirse como simbiótica porque cada campo depende del otro para el avance de la ciencia y la tecnología.

    El principal objetivo de la robótica es la creación de robots que puedan utilizarse en diferentes campos como la fabricación, la medicina y la agricultura.

    Estos robots pueden ser programados o manejados por el ser humano mediante un mando a distancia o un sistema de inteligencia artificial.

    La automatización de estos sistemas permitirá un trabajo más eficiente y menos fatiga para los humanos que trabajan en estas industrias.

    La robótica también se centra en la creación de robots capaces de interactuar con su entorno mediante la percepción sensorial, como sensores táctiles, micrófonos, cámaras, sistemas GPS, etc.

    Los avances en este campo permitirán a los robots realizar tareas como la limpieza o la reparación de objetos rotos en el hogar.

    ¿Qué relación tiene la IA con la ética?

    Hay un debate en curso sobre si la IA puede tener sus propios principios morales y valores humanos, si estos son los valores que utilizará en el futuro.

    Algunos científicos creen que las máquinas no pueden ser éticas porque no pueden entender el propósito, otros creen que como no es posible que los humanos actúen moralmente todo el tiempo, entonces también es imposible que una máquina lo haga.

    Otros creen que estas dos formas de actuar son completamente diferentes entre sí.

    Las máquinas sólo pueden hacer lo que les decimos que hagan, los humanos pueden actuar por su propia voluntad.

    Hay quienes creen que las máquinas pueden aprender por sí mismas y que sólo hay que programarlas de forma que puedan pensar de forma ética.

    La moral de los robots

    La moral de los robots se refiere a un dilema ético que puede surgir cuando un robot desarrolla su propio libre albedrío y emociones, y es capaz de percibir el mundo y sufrir.

    La moralidad de los robots es un área emergente en el campo de la robótica.

    La moral siempre se ha considerado una preocupación exclusivamente humana.

    Sin embargo, con los avances realizados en los últimos años tanto en inteligencia artificial como en robótica, existe la posibilidad de que los robots acaben siendo capaces de tomar decisiones morales similares a las que toman los humanos cada día.

    ¿Cómo abordar las cuestiones éticas con los robots y la IA?

    Hay un puñado de cuestiones éticas que habrá que abordar a medida que los robots y la inteligencia artificial se integren en nuestras vidas, pero también hay muchas formas en que pueden mejorar nuestras vidas.

    Las cuestiones éticas asociadas al desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial (IA) han sido debatidas por científicos, filósofos y líderes tecnológicos durante más de un siglo.

    Aunque la cultura popular tiende a asociar los robots y la IA con una serie de connotaciones negativas -desde lo apocalíptico hasta lo banal-, muchos marcos éticos postulan que los robots deben ser tratados como si tuvieran derechos y un estatus moral similares a los de los humanos.

    Las preocupaciones éticas que rodean a la robótica y la IA van desde simples cuestiones sobre lo que ocurre si un robot se apaga o se destruye hasta complejas preocupaciones sobre cómo podemos garantizar que cualquier futuro señor robot sea benévolo.

    Conozca cómo se entrecruzan la IA, la robótica y la ética.

    La IA y la robótica están a punto de perturbar muchos sectores.

    Entender cómo estas tecnologías emergentes se cruzan con la ética se está convirtiendo en una cuestión importante para los gobiernos, los reguladores, las empresas y los consumidores por igual.

    La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (JURI) ha publicado un nuevo informe en el que recomienda abordar estas cuestiones mediante la creación de un comité consultivo formado por partes interesadas del mundo académico, la industria y los grupos de consumidores.

    La comisión también propone unas directrices paneuropeas sobre IA y robótica para avanzar en el desarrollo de estas tecnologías, garantizando al mismo tiempo que sean seguras, transparentes y socialmente beneficiosas.

    «Estas tecnologías deben desarrollarse de forma centrada en el ser humano para garantizar que todo el mundo se beneficie de ellas», dijo la coponente Mady Delvaux (S&D, LU).

    «Estoy muy satisfecha de que la Comisión Europea empiece a trabajar ahora en un conjunto de normas que nos ayudarán a lograr este objetivo».

    Mientras tanto, el gobierno del Reino Unido ha anunciado sus planes de crear un Centro de Ética e Innovación de Datos para asesorar sobre cuestiones de política de datos.

    El centro estará dirigido por la profesora Helen Margetts en el Instituto Alan Turing de Londres, creado por el gobierno el año pasado como parte de su estrategia a largo plazo para la IA.

    Conclusión: cuestiones éticas que plantea la inteligencia artificial

    A medida que el mundo se vuelve cada vez más dependiente de la tecnología, es sólo cuestión de tiempo que surjan importantes cuestiones morales.

    Gestionar estas cuestiones será un gran reto para nosotros, los seres humanos, pero un reto que esperamos.

    Está claro que las cuestiones éticas que plantean serán cada vez más importantes.

    Como desarrolladores, debemos ampliar nuestra comprensión de esto y sus posibles consecuencias para tomar decisiones bien informadas al crearla.

    ¡Comparte!

    ¡Déjanos tu comentario!

    Escribe tu comentario aquí 👇

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

    Te puede interesar 👇

    SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    Máster Inteligencia Artificial

      RECIBE EN TU EMAIL:

      El precio y facilidades de pago.
      Postulación a la BECA 65% dcto.
      Complementos: Curso de idiomas GRATIS (Sólo por pago único) + Networking Profesional.