¿Qué empresas les abren las puertas a la inteligencia artificial?

Numerosas empresas, ya sean gigantes establecidos o recién llegados, están explorando actualmente la implementación de la inteligencia artificial con sus servicios corporativos.

0
3
Qué empresas les abren las puertas a la inteligencia artificial

Empresas que utilizan la inteligencia artificial

Los beneficios en las empresas de la inteligencia artificial son tan amplios que es imposible saber por dónde empezar.

Desde los chatbots hasta los asistentes virtuales, las empresas grandes y pequeñas están implementando estas herramientas de apoyo para mejorar sus operaciones y reducir costes.

Empresas de todos los tamaños, desde potencias mundiales como Google y Uber hasta startups, están abriendo las puertas a la IA para que les ayude a hacer mejor su trabajo.

Las empresas y organizaciones están reconociendo la importancia de la inteligencia artificial (IA) y sus aplicaciones.

Las empresas están implementando la IA para atraer clientes, incentivar a los empleados y mejorar la rentabilidad general.

Desde los ordenadores que ganan a los humanos en el ajedrez hasta los robots que sustituyen a nuestros médicos, los desarrolladores se han esforzado por crear máquinas verdaderamente inteligentes.

Hoy este objetivo está más cerca que nunca. El auge de la IA ha hecho que incluso algunas empresas le abran los brazos.

El Máster en Inteligencia Artificial CEUPE te preparará para afrontar los retos de esta tecnología. Capacítate para los continuos desarrollos en el campo de la IA y benefíciate de una perspectiva global.

La inteligencia artificial en la empresa

La inteligencia artificial está cambiando nuestra forma de trabajar.

Según un reciente informe de McKinsey, para este año la IA podría añadir 13 billones de dólares o más al crecimiento económico anual mundial.

La inteligencia artificial está dando mucho que hablar porque está transformando radicalmente los sectores, desde la sanidad y la fabricación hasta los servicios financieros y el comercio minorista.

Estamos viendo avances en el procesamiento del lenguaje natural, la visión artificial y el aprendizaje profundo.

El potencial de la IA para transformar los negocios será aún mayor a medida que desarrollemos formas de aplicar la IA a los grandes datos y al análisis.

Las principales empresas estadounidenses ya están liderando el aprovechamiento de la IA a través de sus aplicaciones orientadas al cliente, como los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT), los asistentes activados por voz, las máquinas inteligentes y los coches autoconducidos.

Pero el mayor impacto económico puede estar en el back office, donde la IA puede hacer que los procesos sean más eficientes, ofrecer información sobre el comportamiento de los clientes, mejorar el servicio al cliente y hacer que las interacciones con los clientes sean más personalizadas.

Razones para que las empresas quieran abrir sus puertas a la inteligencia artificial.

La necesidad de reducir la mano de obra humana

Hay ciertas tareas que son demasiado difíciles para los humanos y que sólo pueden ser realizadas por robots o máquinas.

El número de tareas que pueden realizar los robots aumenta con el tiempo, por lo que las empresas quieren abrir sus puertas a la inteligencia artificial para reducir su necesidad de mano de obra humana.

Mejor servicio al cliente: Con la IA, las empresas pueden predecir mejor qué clientes son propensos a realizar grandes compras o a abandonar la empresa por completo.

Esto les ayuda a proporcionar un mejor servicio al cliente centrándose en estos clientes específicos para mantenerlos contentos y fomentar la lealtad.

Reducción de costes: Al utilizar la IA en lugar de los humanos para completar las tareas mundanas, las empresas pueden reducir los gastos generales.

Además, las empresas son capaces de sacar más partido a sus empleados porque se les libera para que puedan dedicar más tiempo a tareas de gran valor.

Aumento de la productividad: El uso de la inteligencia artificial permite a los empleados centrarse en las tareas de mayor valor en lugar de las que pueden ser fácilmente automatizadas por los ordenadores.

Las empresas pueden crear procesos que permitan a la inteligencia artificial formarse a gran escala.

Como la IA está cada vez más capacitada por el aprendizaje automático, que utiliza redes neuronales artificiales para imitar el cerebro humano, la tecnología ha llegado para quedarse.

Las máquinas verdaderamente inteligentes que pueden razonar y adaptarse a nuevas situaciones todavía están lejos, pero las empresas pueden crear procesos que permitan entrenar la IA a gran escala.

Aquí es donde los líderes empresariales pueden involucrarse para aprovechar los datos de su organización y cosechar los beneficios del aprendizaje automático.

El proceso de entrenamiento de una red neuronal artificial consiste en encontrar patrones en los datos, y luego presentar nuevos datos que puedan contener información similar para que el ordenador «aprenda» qué buscar y cómo tomar decisiones basadas en esa información.

En otras palabras, una red neuronal aprende por experiencia a reconocer patrones a partir de datos anteriores.

Con suficiente entrenamiento y datos, una red neuronal puede empezar a hacer predicciones precisas con una mínima intervención humana.

El aprendizaje automático es tan bueno como los datos a los que se ha expuesto y con los que se ha entrenado: si la información no es relevante o precisa, puede dar lugar a decisiones erróneas.

Por lo tanto, las empresas deben tener cuidado de dónde obtienen sus datos y cómo los aplican.

También deben elegir las aplicaciones adecuadas para el aprendizaje automático.

Wall Street también ha tomado nota.

Esta tecnología ha avanzado recientemente en áreas más complejas, como la banca de inversión, donde se está aplicando a tareas que antes estaban reservadas a los humanos, como el análisis de datos y el asesoramiento sobre fusiones y adquisiciones.

La tecnología se está utilizando para potenciar los algoritmos de negociación y ayudar a tomar decisiones de inversión, como por ejemplo qué acciones comprar.

Wall Street sigue adquiriendo nuevas empresas que trabajan en este campo, y grandes compañías como Microsoft y Google también están dando prioridad a la inteligencia artificial.

Uno de los esfuerzos que ha captado la atención de los responsables de Wall Street es Sentient Technologies: Sentient Technologies, una empresa con raíces en Silicon Valley.

Utiliza algoritmos para construir modelos informáticos que puedan aprender a imitar el comportamiento humano.

La esperanza es que estas máquinas sean capaces de predecir las tendencias del mundo real con más precisión que las máquinas anteriores.

«Los humanos son muy buenos viendo patrones en todo», dijo Amir Husain, director ejecutivo de Sentient Technologies. «Las máquinas son muy buenas en el cálculo de datos».

Empresas que utilizan la IA para tomar decisiones importantes

Aunque a menudo se utiliza para la organización de datos, la IA también se utiliza cada vez más para tomar decisiones importantes, desde determinar quién debe obtener un préstamo hasta evaluar el riesgo que supone alguien al alquilar un apartamento.

Varias empresas están utilizando la IA de forma creativa para resolver problemas que en el pasado han sido resueltos por humanos.

La IA es especialmente adecuada para proyectos que requieren el análisis de grandes cantidades de datos, algo que las máquinas saben hacer de forma excelente.

También puede procesar la información más rápidamente que los humanos y tomar decisiones más rápidamente.

Algunos sectores son especialmente propensos a utilizar la tecnología de la inteligencia artificial. Entre ellos están los seguros, la banca e incluso las fuerzas del orden.

El sector bancario es uno de los primeros en adoptar la IA

La inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de introducir cambios masivos en el sector de los servicios financieros.

Los bancos de inversión están utilizando la IA para mejorar el servicio al cliente, aumentar la eficiencia y prevenir el fraude.

Los bancos también están utilizando el aprendizaje automático para construir mejores modelos de riesgo, optimizar las relaciones con los clientes y desarrollar nuevos modelos de negocio.

Los principales bancos de hoy en día se están adaptando a esta nueva tecnología lo más rápidamente posible.

La tecnología aprende de sus errores y mejora con el tiempo. Puede ayudar a los centros de llamadas a responder más rápidamente a las necesidades de los clientes, reducir las llamadas repetidas y atender a un mayor volumen de clientes en general.

Asistente virtual de clientes para el personal del servicio de asistencia que puede responder a preguntas sobre productos y servicios, programar citas, aceptar pagos, resolver problemas de facturación y realizar otras tareas que actualmente realizan los empleados humanos.

El sistema incorpora capacidades de aprendizaje automático para que pueda hacerse más inteligente con el tiempo.

Conclusión: La IA puede utilizarse para una gran variedad de procesos empresariales, no sólo para el reconocimiento de voz e imágenes.

Empresas de todos los tamaños buscan formas de hacer que sus operaciones funcionen mejor y también de mantener a los empleados más felices.

Afortunadamente, la inteligencia artificial permite un grado de eficiencia que antes no era posible.

Ya sea en forma de un chatbot que permita al personal de atención al cliente centrarse en tareas de alto nivel, o de un sofisticado análisis de imágenes que ayude a reducir el tiempo de procesamiento, la IA está preparada para revolucionar los procesos empresariales de una manera que pocas otras tecnologías pueden pretender.

Escribe tu comentario aquí 👇

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.